Ir al contenido principal

La historia de salud de nuestro vecindario: trabajar para mejorar la salud de la región sudoeste de Virginia

Bonnie-Vengrow Por Bonnie Vengrow

La comunidad en la que vive determina la cantidad de años que vivirá y la calidad de vida que tendrá. Hace poco, Aetna Foundation se asoció con U.S. News & World Report para clasificar los condados de los Estados Unidos con respecto a diferentes factores, como educación, nutrición, seguridad pública y más. Se evaluaron aproximadamente 3,000 condados, y pudimos identificar las 500 comunidades más saludables de los Estados Unidos. En esta serie, analizaremos los condados del país que presentan problemas de salud y en los que las personas están trabajando para resolverlos con la ayuda de una donación de Aetna Foundation. A continuación, presentamos una descripción del evento de Remote Area Medical en el condado de Wise, VA, en el que se ofrece cuidado médico, dental y oftalmológico para miles de personas durante un fin de semana al año. Esta zona económicamente abatida presenta un puntaje de salud total que está 10 puntos por debajo del promedio nacional, lo que hace que estos tres días de cuidado sean sumamente importantes.

Dorothy espera para ingresar en el evento de salud de Remote Area Medical en el condado de Wise, VA. Durante el fin de semana, miles de personas recibirán ayuda.

Durante un fin de semana de julio, las puertas de Wise County Fairgrounds se abren a las 5:30 a. m. A pesar de la oscuridad, la humedad y la temprana hora, ya hay aproximadamente 60 personas esperando ansiosas al otro lado de la puerta. Han estado allí por horas. Algunas durmieron dentro de sus autos en el estacionamiento la noche anterior, solo para conseguir un buen lugar en la fila. Un hombre incluso caminó 30 millas desde donde vive.

El sacrificio vale la pena. Atravesar estas puertas significa obtener ayuda para aliviar dolores crónicos, misteriosos y persistentes. Incluso podría salvarle la vida a alguien. Por este motivo, cada año, se realiza el evento de Remote Area Medical (RAM) en los recintos feriales durante este fin de semana, en el cual se le ofrece cuidado médico, dental y oftalmológico gratuito a un grupo de habitantes del sudoeste de Virginia que carece de dichos recursos. Para muchos, este es el único cuidado de salud que recibirán en todo el año.

Hace dos décadas, en esta parte de Appalachia, abundaban los trabajos bien remunerados en la industria del carbón. Todo eso cambió en la década de 1980, cuando el país dejó de consumir el tipo de carbón producido en Virginia. Hoy en día, la región atraviesa dificultades económicas. La tasa de desempleo del condado de Wise es del 8.5 %, que supera la tasa media nacional del 5 %. Además, el 22 % de los habitantes se encuentran dentro o por debajo del umbral de pobreza, según los datos recopilados como parte de las clasificaciones de Healthiest Communities. En estas clasificaciones, que se establecieron como resultado de una colaboración entre Aetna Foundation y U.S. News & World Report, se analizaron todos los condados del país.

Se ven pruebas de este deterioro económico en todos lados. La infraestructura básica se está derrumbando. Los hospitales locales cerraron sus puertas, y muchos médicos fueron trasladados a zonas más prósperas, lo que hace que el acceso a cuidado de calidad sea un problema importante. La salud de la comunidad se vio afectada de manera directa: la diabetes, la hipertensión y la obesidad representan problemas urgentes aquí, al igual que las enfermedades pulmonares, especialmente la neumoconiosis de los mineros del carbón. En promedio, los habitantes viven diez años menos que las personas que viven en el este de Virginia y cuatro años menos que el resto de los estadounidenses. Además, la tasa de mortalidad del condado a causa de suicidio, alcoholismo o sobredosis de medicamentos es un 65 % más alta que la tasa nacional, según las clasificaciones de Healthiest Communities.

La misión de RAM es aliviar estos daños físicos y psicológicos. Ahora, en su 19.º aniversario, este evento médico comunitario realizado en Wise es el de mayor alcance del país. Hasta la fecha, se ha brindado cuidado gratuito por un valor de más de $27 millones a 100,000 personas, incluidos habitantes locales y personas que viajan más de 300 millas desde estados vecinos, como Tennessee, Kentucky, Virginia Occidental y Ohio.

La realización del evento conlleva un trabajo en equipo supervisado por Remote Area Medical Volunteer Corp y The Health Wagon. Las dos organizaciones sin fines de lucro ofrecen cuidado de salud gratuito para las comunidades marginadas, la primera mediante clínicas móviles en todo el mundo, y la segunda a través de clínicas fijas y móviles en el sudoeste de Virginia. Aetna se unió a las organizaciones sin fines de lucro hace tres años, y envió voluntarios y recursos necesarios al evento. Este año, desde Aetna Foundation se donó una suma de $40,000 a The Health Wagon, y varios equipos de Aetna aportaron una suma de $26,500 a Feeding America de la región sudoeste de Virginia, a fin de entregarles 1,500 cajas de alimentos a los asistentes.

“Decir que esta área está marginada sería poco”, dice Sharon Ions, directora del área de relaciones empresariales de Aetna Foundation. “Predominan la inseguridad alimentaria y el hambre, y la pobreza, el desempleo o el subempleo son problemas comunes. En Virginia, la escasez de médicos es un problema bien documentado, por lo que es comprensible que las comunidades rurales en particular no cuenten con recursos suficientes en este contexto. El hecho de que tantos sectores unieran sus fuerzas para apoyar esta iniciativa fue un claro ejemplo de las cosas maravillosas que podemos lograr si trabajamos juntos para crear comunidades más saludables”.

Depósitos de chatarra

Dorothy abraza al Dr. Joseph Smiddy, quien detectó que tenía cáncer de pulmón por primera vez en el evento de RAM hace 10 años.

Las personas necesitadas no solo reciben cuidado de primer nivel, sino que también experimentan el amor, la compasión y la generosidad que forman parte de la estructura social del condado de Wise. Los voluntarios caminan entre la multitud para distribuir agua fría y bolsas con comida. Los asistentes más antiguos ayudan a los nuevos participantes a recorrer las ajetreadas y bulliciosas carpas. Algunos traen perros de terapia para entretener a las personas que esperan en la fila.

Los participantes dicen que el evento los cambió para mejor. Para entender mejor esto, les pedimos a un voluntario, a un organizador y a un asistente que describieran en qué consiste el evento y qué significa la experiencia para ellos. Esto es lo que nos dijeron, en sus propias palabras.

R. J. Briscione, director sénior de Aetna Medicaid y voluntario de RAM desde 2012

“He sido voluntario de RAM Wise por seis años, y todos los años estuve a cargo del área de registro médico. Las personas se registran allí cuando necesitan ayuda médica. Y, realmente, todos necesitan ayuda médica. Nuestro trabajo es indicarles adónde deben dirigirse para que sean atendidos por el personal de enfermería.

“Cuando estás en el evento, debes adaptarte y dejar de lado todos los pensamientos relacionados con el trabajo. Cada año, cada día, cada hora son diferentes, y debes estar preparado para lo que suceda. Recuerdo que un año vi a un paciente cojeando sobre el asfalto caliente. Llevaba un solo zapato; tenía el otro pie inflamado y desnudo. Lo acercamos hasta el evento y le brindamos cuidado médico. También pudimos encontrarle un zapato que le calzara bien en el pie entre los zapatos donados. Volví a verlo más tarde ese día y nos agradeció. Las personas que asisten al evento son muy agradecidas. Durante cada día que paso allí, probablemente unas doce veces por día, las personas se toman el tiempo para agradecernos”.

R. J. Briscione, uno de los primeros voluntarios del evento de RAM, se encarga del área de registro médico y ayuda a los pacientes a obtener el cuidado que necesitan.

“Muchas de las personas que asisten tienen dificultades. Deben ocuparse primero de sus necesidades más inmediatas, por lo que el cuidado de salud queda en segundo lugar. Además, es realmente difícil tener acceso al cuidado de salud aquí. El cuidado dental representa una necesidad importante. Es probable que no haya ningún adulto que tenga todos los dientes, y a la mayoría le falta gran parte de la dentadura. Una de mis historias favoritas es la de una pareja de ancianos que veo todos los años. Un año, ambos recibieron dentaduras postizas. No podrían haber estado más felices de tener una sonrisa de la que podían estar orgullosos y de poder comer más cosas. Cuando tienes dientes, puedes comer mejor y de manera más saludable”.

“Al participar como voluntario en este evento, me di cuenta de lo afortunado que soy de tener acceso a cuidado médico de calidad. Me inspiró a cuidarme: a ir al dentista con regularidad, a hacerme los exámenes físicos anuales, a reducir el consumo de azúcar, a informarle al médico cuando siento que algo no está bien y a hacer ejercicio. Cuando participé como voluntario por primera vez, hace seis años, tenía sobrepeso. Comencé una dieta inmediatamente después de mi primer evento de RAM, perdí 40 libras y, ahora, compito en triatlones. Me aseguro de hacer algún tipo de actividad física todos los días. Es mi pasatiempo favorito; y también me ayuda a controlar el estrés”.

“A Stan Brock, el fundador de RAM, le gustaba recordarles a todos que RAM existía para aliviar el sufrimiento del mundo. Si puedo contribuir a eso en una pequeña parte del mundo, soy feliz de compartir mi tiempo y mis talentos”.

Dra. Teresa Tyson, directora ejecutiva de The Health Wagon y organizadora del evento de RAM desde 1999

“El cuidado de salud representa una crisis importante en las montañas. The Health Wagon es el único lugar al que las personas pueden asistir para obtener cuidado. Somos la única clínica que proporciona una red de seguridad en la región”.

“Comenzamos a organizar este evento hace 19 años con Stan Brock, el fundador de RAM, debido a que había una necesidad enorme de cuidado médico, oftalmológico y dental. Teníamos pacientes con abscesos y dientes podridos. Les decíamos que tenían que ver a un dentista. Pero regresaban para obtener más antibióticos, puesto que no podían afrontar sus necesidades dentales.

Depósito de chatarra en Kensington

La Dra. Teresa Tyson, directora ejecutiva de The Health Wagon, ayudó a organizar el evento de RAM en el condado de Wise hace aproximadamente 20 años.

“Planeamos este evento durante todo el año. Es muy grande y requiere mucha coordinación. Ayudamos a miles de personas durante el transcurso de un fin de semana. Realizamos exámenes oculares integrales y armamos anteojos en el momento. Realizamos limpiezas dentales, obturaciones, extracciones, ajustes de dentaduras postizas y realineamientos. Realizamos ecografías, radiografías, mamografías y pruebas de PAP. Tenemos salas de emergencias preparadas en el lugar, así como también clínicas móviles para brindar servicios de cardiología, neumología, radiografía general, oftalmología y fisioterapia”.

“Nos ayudan más de 1,400 personas durante el fin de semana. Me encanta ver a todos los voluntarios. Realmente te reconforta el corazón saber que hay mucha gente buena en el mundo y que podemos salvar vidas”.

“Cada día del evento, atendemos entre 600 y 700 personas. Esa es la cantidad que podemos manejar físicamente. Lo que lamentamos es que algunas personas se quedan afuera. No sabemos si le estamos dando la espalda a alguien que tiene un tumor cerebral, cáncer de pulmón o cáncer de mama. Podríamos estar rechazando a alguien que necesita anteojos para poder trabajar o que padece un dolor de dientes insoportable”.

“Este evento es similar a algo que podrías ver en un país tercermundista. Creo que ese es el motivo por el que hago lo que hago. Siempre quise ser misionera. Pensaba que podría trabajar en algún lugar de África. Sin embargo, para mi sorpresa, encontré la vocación aquí, en mi propio hogar”.

 

“Queremos cambiar las cosas en la región. Creo que estamos al frente de dicho cambio”.

 

“Ni mi equipo ni yo descansamos después del evento. El lunes por la mañana, comenzamos a realizar un seguimiento de las personas que vimos durante el fin de semana y las agregamos en el sistema de The Health Wagon. Analizamos las pruebas de laboratorio anormales y abordamos los procedimientos de diagnóstico, y brindamos educación y recursos sobre las enfermedades que se les han diagnosticado. Nos ocupamos de estos pacientes durante el resto del año.

Es mucho trabajo, pero sabemos que podemos cambiarles la vida. Queremos cambiar las cosas en la región, puesto que nos enfrentamos a disparidades realmente significativas en materia de cuidado de salud. Creo que estamos al frente de dicho cambio”.

Dorothy T., condado de Wise, VA, habitante y participante del evento de RAM desde 2005

“En 2008, fui al evento de RAM para hacerme una mamografía; luego, fui a una consulta con el cirujano plástico para que pudiera analizar los cuatro quistecitos que tenía en el meñique. El médico me dijo que podía quitarlos, pero que necesitaba hacerme análisis de sangre y controlarme el corazón y los pulmones. Un enfermero me controló el corazón y los pulmones y me dijo que escuchaba un ruido extraño en el pulmón derecho. El Dr. Smiddy, director médico de The Health Wagon, tenía una camioneta grande con una máquina de rayos X, por lo que me acerqué y me tomó una radiografía del pulmón derecho. Tenía un tumor muy grande ahí. Me hice una prueba de tuberculosis en The Health Wagon, pero obtuve un resultado negativo. Por lo tanto, me enviaron a un hospital en la ciudad de Johnson, TN. Allí, los médicos me dijeron que tenía un carcinoma grande, que es solo una manera sofisticada de referirse al cáncer. No sabía que lo tenía. Fue una sorpresa para mí. Los médicos me extirparon la mayor parte del pulmón derecho para eliminar el cáncer. En The Health Wagon, me toman radiografías de los pulmones para asegurarse de que el cáncer no vuelva a aparecer. Hoy en día, no tengo cáncer.

“Las personas de RAM me salvaron la vida, porque yo no sabía que tenía cáncer. También le salvaron la vida a mi bisnieta, ya que estoy viva para poder criarla.  Ningún otro miembro de la familia podía cuidarla. Ahora, tiene 13 años”.

Genevieve and Russell outside scrapyard

La detección temprana le salvó la vida a Dorothy. Ahora, cría a su nieta Jaylynn.

“Este evento significa vida para las personas de aquí, debido a que muchas de ellas no pueden costear el cuidado médico, y RAM no te da la espalda. Muchas personas tienen los dientes en mal estado o padecen todo tipo de problemas. Mi hijo tenía abscesos dentales, y muchas personas que conozco descubrieron que padecían enfermedades y no lo sabían, al igual que yo”.

“Este año, asistiré al evento de RAM para que me revisen los ojos y me hagan un examen de glaucoma, así como también para obtener un par de anteojos. Hay una carpa grande donde tienen marcos, y puedes elegir el que quieras. Hacen los anteojos en ese mismo lugar, en un par de horas. Ni siquiera se puede hacer eso en el consultorio del médico, ¿verdad?”.

“Cada día que dura el evento, asisten cientos de personas y hay embotellamientos de automóviles. Incluso es difícil encontrar un lugar para estacionar. Puede ser molesto tener que esperar en una larga fila, pero los voluntarios hacen lo mejor que pueden”.

“De alguna manera, el evento de RAM es como volver al pasado, ya que todos nos reunimos en el mismo lugar. Veo a vecinos y amigos que conozco, y a familiares de Kentucky. También me encuentro con personas a las que no he visto por mucho tiempo. Y conversamos mientras esperamos. Me emociono de solo pensarlo”.

* El miércoles 29 de agosto de 2018, falleció Stan Brock, fundador y presidente de Remote Area Medical.  Brock fundó RAM en 1968 y, desde entonces, ha invertido millones de dólares para brindar cuidado médico gratuito a personas necesitadas en todo Estados Unidos. Era un defensor incansable de las personas necesitadas y, gracias a su liderazgo, les brindó cuidado gratuito a más de 740,000 personas por medio de RAM.

Sobre el autor

Bonnie Vengrow es una periodista que vive en la ciudad de Nueva York, quien ha escrito para las siguientes revistas: Parents, Prevention, Rodale's Organic Life, Good Housekeeping y más. Nunca conoció un sendero para hacer excursiones que no le haya gustado y, actualmente, está trabajando para perfeccionar su postura sobre la cabeza en la clase de yoga.