el poecuna Ir al contenido principal

Centro de privacidad de Aetna

 

Valoramos la confianza que deposita en nosotros. Para Aetna es importante proteger su privacidad, y nos encargamos de proteger su información personal. En nuestro Centro de privacidad, hay más información sobre cómo recopilamos, mantenemos y usamos su información.

Declaración de privacidad del sitio web

Bienvenido al sitio web de Aetna® Medicaid. Gracias por su interés.

 

Cuando visite nuestros sitios web, no recopilaremos su información personal, a menos que nos la brinde de forma voluntaria. Utilizaremos la información personal que nos brinde a través de nuestros sitios web solo con el fin que se indica en la página donde se recopila.

 

En algunos casos, podrá actualizar la información que nos brinda.

 

Cómo actualizar la información

 

Envíenos un correo electrónico o actualice su perfil en línea.

 

No venderemos su información a terceros. Podemos compartir su información en los siguientes casos:

 

  • Nos lo pide usted.
  • Permite que nuestros socios hagan su trabajo.
  • Se requiere o permite por ley.

Cuando compartamos dicha información, haremos lo siguiente:

 

  • Cumpliremos con todas las leyes y reglamentaciones.
  • Le exigiremos al destinatario que proteja la información.
  • Le exigiremos al destinatario que utilice la información solo con el propósito para el cual se brindó.

Con “información personal”, nos referimos a los datos que son exclusivos de usted. Por ejemplo:

 

  • Nombre
  • Dirección
  • N.° de Seguro Social
  • Dirección de correo electrónico
  • Número de teléfono

A veces, podemos pedirle su información personal para hacer lo siguiente:

 

  • Responder sus preguntas.
  • Brindar un producto o servicio.

Agradecemos sus comentarios o preguntas sobre nuestros sitios web. Con ese propósito, ofrecemos casillas de correo electrónico. Compartiremos sus comentarios con nuestros empleados que podrán responderle mejor.

 

Otros usuarios de Internet podrían obtener acceso a su correo electrónico y verlo sin su conocimiento ni permiso. No utilice el correo electrónico para tratar información que quiere mantener confidencial.

Recopilamos cierta información que no lo identifica cuando usted visita nuestros sitios web. Esto nos permite analizar y mejorar la utilidad de la información que brindamos en línea.

 

A veces, utilizamos cookies. Se trata de un elemento de datos que un sitio web puede enviar al navegador cuando usted se conecta a ese sitio. Una cookie no puede leer datos que se encuentran en su computadora. Tampoco puede recopilar sus datos personales. Una cookie nos permite hacer lo siguiente:

 

  • Reconocerlo cuando vuelve a visitarnos.
  • Hacer un seguimiento de las partes del sitio que utiliza.
  • Brindarle mejores servicios cuando visite el sitio de nuevo.

También podemos utilizar un método de etiquetado de páginas del lado del cliente. Este método registra cierta información sobre la página y su visita. Esta técnica se utiliza con frecuencia en sitios web comerciales. Con el etiquetado, se ejecuta un programa de JavaScript en su computadora. El programa solo brinda información sobre la página solicitada y su navegador. No lee ninguno de sus archivos de datos. No ejecuta ningún otro programa. No recopila datos personales, como nombre o dirección.

 

Para detener el etiquetado, desactive JavaScript en su navegador. Si lo hace, esto puede impedir que utilice todas las funciones de nuestro sitio web.

Es posible que también vendamos o divulguemos, en conformidad con las leyes y las reglamentaciones vigentes, información sobre los miembros o pacientes sin datos que permitan identificarlos.

 

Si lo hacemos, seguiremos alguno de los métodos de desidentificación descritos en la sección 164.514(b)(1) o (b)(2) del título 45 del Código de Regulaciones Federales. Estos se conocen también como “método de determinación experto conforme a la HIPAA” y “método de salvaguarda conforme a la HIPAA”, respectivamente.

A veces, en nuestros sitios web se pueden incluir enlaces a otros sitios que no nos pertenecen ni están bajo nuestro control. Creemos que los enlaces podrían resultarle útiles o interesantes. No nos responsabilizamos de las prácticas de privacidad que establecen los dueños de otros sitios web. No podemos responsabilizarnos del contenido ni la veracidad de otros sitios. Que se incluyan enlaces a otros sitios web no significa ni implica que los aprobemos. Que se incluyan enlaces a otros sitios web no significa ni implica que aprobemos ningún material, producto o servicio descritos en estos sitios.

Cumplimos estándares estrictos de seguridad en nuestros sitios web. Tratamos de proteger su información personal del acceso y la divulgación accidentales o no autorizados. Utilizamos cortafuegos administrativos, físicos y técnicos en la información que se guarda en este sitio web. De vez en cuando, analizamos la seguridad de nuestro sitio web. También hemos desarrollado planes integrales de recuperación en caso de desastres.

Podemos cambiar esta declaración. Cuando esto ocurra, cambiaremos la fecha al final de esta.

 

Vuelva a leer esta declaración de vez en cuando para ver si se han realizado cambios que puedan afectarlo. Con esta declaración, no se genera ningún derecho contractual ni legal, ni se pretende hacerlo, en nombre de ninguna de las partes.

Última revisión: 11 de agosto de 2021

Permisos y privacidad de datos de salud

Algunos miembros tienen derecho a indicarle a Aetna que divulgue algunos de sus datos de salud a aplicaciones de terceros.

 

Aquí se describen algunos materiales educativos. Puede usarlos para decidir con quién compartir sus datos de salud.

 

Conozca el intercambio de datos entre pagadores

 

Si eres miembro de la ABH de LA, haga clic aquí para conocer el intercambio de datos entre pagadores

Tenga cuidado cuando elija con qué aplicaciones comparte sus datos de salud. Los datos de salud pueden ser muy delicados. No tenemos control sobre cómo las aplicaciones de terceros usan o comparten los datos de salud. No revisamos las aplicaciones de terceros ni sus estándares de privacidad y seguridad en lo relacionado con sus datos de salud.

 

Recomendamos elegir aplicaciones con estándares estrictos de privacidad y seguridad. Lea siempre primero las condiciones de uso de las aplicaciones. Deben tener una política de privacidad fácil de leer y encontrar. En esta se debería indicar cómo las aplicaciones planean usar sus datos. Algunas aplicaciones pueden compartir sus datos de salud con otros terceros. Si no tienen una política de privacidad, reconsidere usar la aplicación.

Es fundamental asegurarse de que la política de privacidad de una aplicación responda a estas preguntas.

 

  • ¿Qué datos de salud recopilará esta aplicación?
  • ¿Esta aplicación recopilará datos del teléfono que no sean de salud, como mi ubicación?
  • ¿Esta aplicación almacenará mis datos de manera anónima o sin que se me identifique?
  • ¿Cómo utilizará la aplicación mis datos?
  • ¿Esta aplicación compartirá mis datos con otros terceros?
  • ¿Venderá mis datos por algún motivo, como publicidad o investigación?
  • ¿Esta aplicación compartirá mis datos por algún motivo? Si es así, ¿con quién? ¿Con qué propósito?
  • ¿Cómo puedo limitar el uso y la divulgación de mis datos que haga la aplicación?
  • ¿Qué medidas de seguridad usa la aplicación para proteger mis datos?
  • ¿Cómo afecta a otras personas que comparta mis datos con esta aplicación? ¿Afecta a los miembros de mi familia?
  • ¿Cómo puedo tener acceso a mis datos y corregir errores en la información guardada en esta aplicación?
  • ¿Esta aplicación tiene un proceso para recopilar y responder las quejas de los usuarios?
  • Si ya no quiero utilizar esta aplicación o si ya no quiero que esta aplicación tenga acceso a la información de mi salud, ¿cómo puedo evitar que obtenga mis datos?
  • ¿Cuál es la política de la aplicación para eliminar mis datos una vez cancelado el acceso?
  • ¿Tengo que hacer algo además de eliminar la aplicación del dispositivo?
  • ¿De qué manera la aplicación informa a los usuarios los cambios que podrían afectar sus prácticas de privacidad?
  • La Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros de Salud (HIPAA) es una ley federal. Una parte de la ley ayuda a proteger la información personal de salud. La Oficina de Derechos Civiles (OCR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los Estados Unidos hace cumplir las disposiciones sobre privacidad, seguridad y aviso de incumplimiento de la ley HIPAA y la Ley de Seguridad del Paciente y sus disposiciones.
  • Puede encontrar las preguntas frecuentes sobre la ley HIPAA para personas físicas del HHS

Las “entidades cubiertas” deben respetar la ley HIPAA. Entre estos se pueden incluir los siguientes:

 

  • Planes de salud:

    • Compañías de seguros de salud
    • Organizaciones para el mantenimiento de la salud (HMO)
    • Planes de salud de las compañías
    • Determinados programas gubernamentales que pagan el cuidado de salud, como Medicare y Medicaid
  • Muchos proveedores del cuidado de la salud que operan de forma electrónica. Por ejemplo, si le facturan a su seguro de salud de esa forma. Estos pueden incluir:

    • Médicos
    • Clínicas de salud
    • Hospitales
    • Psicólogos
    • Quiroprácticos
    • Hogares de ancianos
    • Farmacias
    • Dentistas
  • Cámaras de compensación de cuidado de salud

Los socios comerciales que prestan determinados servicios a las entidades cubiertas deben cumplir con algunas partes de las normas de la ley HIPAA. Entre estos se pueden incluir los siguientes:

 

  • Compañías de facturación
  • Procesadores de reclamos de cuidado de salud
  • Compañías que almacenan o destruyen registros médicos
  • Compañías que ayudan a administrar los planes de salud

Muchas entidades que tienen su información de salud no están obligadas a respetar las normas de la ley HIPAA. Estas pueden incluir:

 

  • Compañías de seguros de vida
  • Empleadores
  • Compañías de seguros de indemnización a trabajadores
  • Escuelas y distritos escolares
  • Agencias estatales
  • Agencias encargadas de hacer cumplir la ley
  • Oficinas municipales

Puede encontrar más información del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) sobre los derechos del paciente según la ley HIPAA y sobre quiénes deben respetar dicha ley

La ley HIPAA no cubre la mayoría de las aplicaciones de terceros. En cambio, las aplicaciones están sujetas a la autoridad de la Comisión Federal de Comercio (FTC) y las protecciones de la Ley de la FTC. La ley protege contra los actos engañosos. Por ejemplo, si una aplicación comparte datos personales sin permiso suyo a pesar de tener una política de privacidad que afirma que no lo hará.

 

Lea más información de la FTC acerca de la privacidad y seguridad de las aplicaciones móviles.

Si cree que se violaron sus derechos de privacidad conforme a la HIPAA, tiene opciones:

 

Última revisión: 11 de agosto de 2021