Visitas al médico

Las visitas al médico son muy importantes para su salud y la de su familia.  No espere hasta estar enfermo para ver a su proveedor de cuidado primario.  Hacerse controles periódicos preventivos puede ayudarle a evitar enfermedades.

Un proveedor de cuidado primario puede:

  • Verificar que usted y sus hijos tengan las vacunas al día
  • Controlar su presión sanguínea
  • Revisar su corazón
  • Sugerir pruebas para ciertas enfermedades

 Cuando visite a su médico debe llevar la siguiente documentación:

  • Su tarjeta de beneficios de Texas Medicaid
  • Tarjeta de identificación (ID) de Aetna Better Health
  • Registros de vacunas
  • Papel para tomar notas de la información que reciba de su médico 

Si sufre alguna afección, su proveedor de atención de salud trabajará con usted para elaborar un plan de tratamiento. Es probable que el plan incluya diversas medidas. Por ejemplo, puede incorporar medicamentos, cambios en su alimentación o ejercicios. También puede incluir métodos para encontrar apoyo emocional.

Si quiere gozar de una mejor salud y sentirse equilibrado, esfuércese al máximo para seguir el plan que el médico le preparó.

Para sacar el máximo provecho de las visitas al consultorio de su médico, sigas estos consejos:

  • Haga una lista de todos los temas que desea tratar, incluyendo los nuevos tratamientos. No tenga miedo de hacer preguntas. Tome nota de lo que su médico le diga.
  • Registre en un diario los cambios en su enfermedad y cómo se siente. Lleve el diario a sus visitas al consultorio médico.
  • Consulte sobre otros servicios médicos, tales como los de dietistas y terapeutas físicos.
  • Consulte si los servicios de cortesía, como acupuntura o tratamientos con hierbas, pueden ser útiles.

Infórmese sobre cuál es la mejor manera de tomar sus medicamentos. Estos consejos pueden ayudarle:

  • Pregunte a su farmacéutico si hay ciertos alimentos que no debería comer mientras toma sus medicamentos.
  • Probablemente deba dejar de tomar medicamentos de venta libre, como aspirinas, además de vitaminas y suplementos a base de hierbas. Puede que no hagan efecto en combinación con sus medicamentos.
  • Lea las etiquetas y tome los medicamentos según lo indicado. No omita dosis ni deje de tomar sus medicamentos a menos que su médico se lo indique.
  • Informe a su médico si tiene efectos secundarios. Es posible que haya otros medicamentos que pueda probar.
  • Guarde los medicamentos correctamente. Algunos medicamentos deben mantenerse alejados del calor o de la luz.

Cuando tiene un problema de salud, es normal sentirse afligido algunas veces. En ciertas ocasiones, puede que se sienta triste o deprimido. Algunos medicamentos también pueden afectar su estado de ánimo. Si estos sentimientos no desaparecen, no dude en consultar con su médico de cuidado primario. Existe tratamiento contra la depresión.

Está BIEN compartir todo lo que aprende sobre su enfermedad con sus seres queridos. Considere la posibilidad de invitar a sus familiares para que le acompañen a las reuniones de su grupo de apoyo. Al acompañarle, podrán comprender mejor su enfermedad. De esa manera, ellos también podrán ayudarle.