Ir al contenido principal

Acoso

Escrito por Aetna Por Aetna

young boy in blue hoodie dribbles basketball by himself on court

¿Qué es el acoso?

El acoso nunca es aceptable. Puede ser verbal, físico o, incluso, por Internet. Hay acoso cuando una persona o un grupo de personas se aprovechan de la debilidad de otra o de un grupo. A veces, los niños juegan de manera brusca, se pelean o hasta se burlan unos de otros. Pero si esto sucede una y otra vez, se considera acoso. Los acosadores molestan siempre al mismo niño. Intentan intimidarlo y ejercer control sobre él hasta obtener lo que buscan.

¿Cómo puedo darme cuenta si mi hijo está sufriendo acoso?

Hable con su hijo de inmediato si cree que está sufriendo acoso. A continuación, se mencionan algunas de las señales a las que hay que prestar atención:

  • Lesiones que no tienen explicación.
  • Ropa, alhajas o dispositivos electrónicos que se pierden o se rompen.
  • Dolores de cabeza o de estómago frecuentes, malestar o enfermedades que no son reales.
  • Cambios repentinos con las comidas, como no comer o comer demás. Es posible que los niños lleguen de la escuela con hambre por no haber almorzado.
  • Dificultad para dormir.
  • Peores calificaciones, pérdida de interés en las tareas de la escuela o no querer ir a la escuela.
  • Pérdida repentina de amigos o evitar situaciones sociales.
  • Sentimiento de impotencia o menor autoestima.
  • Conductas autodestructivas, como escaparse del hogar, hacerse daño o hablar sobre el suicidio.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a lidiar con el acoso?

La comunicación es muy importante. Hable con su hijo y deje que le explique lo que le pasa. Hágale saber que hizo lo correcto al hablar con un adulto en quien confía. Dígale que hay cosas que puede hacer para intentar detener la situación. Por ejemplo:

  • Contarle a un profesor o a otro tutor lo que está sucediendo.
  • Decirle al acosador de manera directa y segura que se detenga.
  • Alejarse si no se detiene.
  • Quedarse cerca de un adulto o de otros niños.

Si su hijo no se atreve a hacer esto, puede ayudarlo. Cree conciencia sobre este problema. Puede hablar con las siguientes personas:

  • Otros padres, para saber si este problema también está afectando a sus hijos.
  • Las personas a cargo del lugar donde sucede el acoso.
  • Los padres del acosador. Intente sentarse a hablar con sus hijos acerca de sus diferencias.

No permita que su hijo sufra de acoso. En estos sitios web, se brinda más información sobre cómo lidiar con los acosadores:

¿Qué es? Cómo detener el acoso | Aetna Medicaid Skip to main content

¿Todavía no es miembro?

Consulte si la cobertura de Medicaid de Aetna Better Health® está disponible en su estado.