Ir al contenido principal

Usar servicios de telemedicina durante la pandemia de la COVID‑19

Kira García Por Kira García

En los últimos meses, personas de todo el mundo se han adaptado a una vida sin restaurantes, fiestas ni eventos deportivos. Y aunque nos podamos perder la salida al teatro para ver un éxito de verano, las consultas con el médico no se pueden evitar, ¿verdad? Con la telemedicina, hay muchos servicios disponibles que puede recibir desde su hogar para mantener saludable.  

El concepto de telemedicina simplemente significa tener una consulta con su médico por video o llamada telefónica. Kristen Hancock, enfermera facultativa de enfermería familiar que trabaja con pacientes de Medicaid y Medicare, ve que muchos de ellos están usando la telemedicina. “Hicimos la transición en el transcurso de una semana, así que pasamos de tener el 100 % de las consultas en la clínica a tener aproximadamente un 75 % de las consultas a través del servicio de telemedicina en una semana. La gente se adaptó rápidamente”, dice. Hancock y sus pacientes valoran la eficacia y la continuidad del cuidado de salud.  

¿Se pregunta cómo usar la telemedicina? Aquí están las respuestas a algunas preguntas frecuentes: 

¿Qué necesito saber antes de mi primera cita a través del servicio de telemedicina? 

Estas son algunas cuestiones para tener en cuenta: Hancock recomienda que “primero, haga lo mismo que haría en una cita habitual con el médico y trate de ser puntual. Además, recuerde estar en un lugar tranquilo y bien iluminado para que el proveedor pueda verlo y escucharlo con claridad”. Anote con anticipación las preguntas que quiere hacer para no olvidarse. 

¿Se puede utilizar la telemedicina para cualquier necesidad de cuidado de salud? 

Sí, puede usarse para las necesidades de cuidado de salud más comunes. La telemedicina sirve para tratar los síntomas del resfrío y los problemas de la piel, también para el cuidado de la salud mental, el asesoramiento nutricional y más. Hancock dice que “es excelente para controlar los medicamentos, la ansiedad y la depresión, realizar consultas médicas preventivas y satisfacer muchas otras necesidades. Cuando tenemos que responder preguntas como ‘¿El dolor de pecho que siento es por toser?’, es posible que necesitemos verlo en persona. Pero el proveedor decidirá si es necesario”.  

¿Pueden los niños usar la telemedicina? 

La mayoría de las veces, sí. Hancock dice que “en algunas casos no es posible; si a un niño de 5 años le duele el oído, podría deberse a una infección o a que se metió un caramelo en el oído”. Sea flexible porque es posible que tengan que revisarlo en persona.  

También es fundamental que los niños reciban todas las vacunas correspondientes, y esto se hace en persona. “Notamos que las consultas médicas de niños sanos disminuyeron”, dice Hancock. Y, según agrega, puede ser peligroso, porque “es importante que no fomentemos la oportunidad de que haya otra pandemia”. Si a su hijo le toca una consulta, comuníquese con el proveedor y pregúntele qué le recomienda. 

¿Es esta tecnología difícil de usar? 

En la clínica de Hancock utilizan una aplicación para teléfonos inteligentes. Hancock cuenta: “Lograron usarla personas de todas las generaciones. Personas que nunca antes habían descargado una aplicación la están haciendo funcionar y reconocemos su esfuerzo y las felicitamos por haberlo logrado. A aquellos que no tienen teléfonos inteligentes, sus amigos o familiares suelen prestarles uno”. 

¿Qué sucede si necesito un intérprete? 

En la actualidad, en muchas clínicas se están utilizando servicios de traducción de telemedicina para garantizar que todas las personas puedan recibir cuidado. En la clínica de Hancock, el servicio de telemedicina se presta entre tres proveedores, incluido un traductor; de esta manera, el cuidado está disponible para todas las personas, independientemente del idioma que hablen. Llame antes de la cita para averiguar qué ofrecen en su clínica.

No permita que la pandemia ponga en pausa sus necesidades de cuidado de salud. Visite el sitio web de Aetna Better Health® para obtener consejos sobre cómo seguir trabajando para alcanzar sus objetivos de salud y consulte en su plan de cuidado de salud cómo acceder a la telemedicina. Con un poco de ayuda de la tecnología, puede hablar con un proveedor desde cualquier lugar.

Sobre el autor

Kira García es escritora y vive en Brooklyn, Nueva York. Su trabajo se publicó en The New Yorker, New York Magazine y Bon Appetit, entre otras revistas. También ha creado estrategias de texto y marketing para organizaciones sin fines de lucro de servicios sociales y culturales. 

¿Todavía no es miembro?

Vea si la cobertura de Aetna Better Health® Medicaid está disponible en su estado.