Planificación familiar y ETS

Planificación familiar

Los servicios de planificación familiar le ayudan a planear o controlar un embarazo. No necesita una remisión de su proveedor de cuidado primario si necesita recibir servicios o suministros para la planificación familiar. Si es menor de 21 años, no tiene que obtener un permiso de sus padres con el fin de recibir servicios o suministros para la planificación familiar. Usted puede recibir servicios de planificación familiar de su proveedor de cuidado primario, o puede consultar a cualquier proveedor especializado en planificación familiar de nuestro Directorio de proveedores.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Una enfermedad sexualmente transmisible (ETS) es aquella que se contagia durante la relación sexual. (Una ETS también puede ser denominada ITS, infección de transmisión sexual). Puede contagiarse una ETS si tiene relaciones sexuales con una persona infectada. La enfermedad se puede transmitir en cualquier relación sexual en la que estén involucrados el pene, la vagina, el ano o la boca. Algunas ETS se transmiten a través de fluidos corporales como el semen, el fluido vaginal o la sangre. Otras se contagian a través del contacto con la piel infectada.

  • Un control anual
  • Una visita a un consultorio o a una clínica para consultar sobre un problema, obtener asesoramiento o consejos.
  • Análisis de laboratorio
  • Recetas y anticonceptivos, como píldoras anticonceptivas, diafragmas o condones.
  • Pruebas de embarazo
  • Servicios de esterilización (solo si es mayor de 21 años; se necesita el formulario federal de consentimiento para la esterilización).

Cualquier persona que tenga relaciones sexuales puede contagiarse una ETS.

Su riesgo aumenta si:

  • Tiene más de una pareja. Cuanto más parejas tenga, mayor es su riesgo.
  • Su pareja tiene otras parejas. Si su pareja ETSá expuETSa a una ETS, usted también podría ETSarlo.
  • Usted o su pareja han tenido relaciones sexuales con otras personas en el pasado. Cualquiera de los dos podría haberse contagiado una ETS de una pareja anterior.
  • Padece una ETS, la cual puede provocar llagas u otros problemas de salud que aumentan su vulnerabilidad ante nuevas infecciones. Su riesgo seguirá siendo alto hasta que cambie los hábitos que le ponen en riesgo de contraer una nueva infección.

Si no se tratan, algunas ETS pueden causar cáncer, o incluso provocar la muerte. Algunas pueden dañar a un bebé durante la gestación si la madre está infectada. Otras pueden causar esterilidad (la imposibilidad de tener hijos). Puede evitar estos problemas teniendo relaciones sexuales seguras, haciéndose controles periódicos y sometiéndose a un tratamiento en la etapa temprana de la enfermedad. Siempre use un condón de látex cuando tenga relaciones sexuales. Hágase análisis si existe la posibilidad de que haya contraído la enfermedad. Y sométase a un tratamiento lo antes posible si padece una ETS.

La única forma de saber con certeza si tiene una ETS es mediante un control con un proveedor de atención de salud. Si nota un cambio en el aspecto de su cuerpo o siente algo distinto, hágase un control. Pero tenga en cuenta que las ETS no siempre presentan síntomas. Por lo tanto, si ETSá en riesgo de tener una ETS, hágase controles periódicos. Si descubre que tiene una ETS, asegúrese de que su pareja también se someta a un tratamiento. Si no lo hace, su salud estará en riesgo. Y si no se trata, su pareja podría volver a contagiarle la ETS a usted o a otras personas.

Esté atento a cualquier cambio en su cuerpo o en el de su pareja. Los síntomas pueden aparecer en la zona de la vagina, el pene, el recto, la boca o la garganta.

Incluyen:

  • Secreción inusual
  • Bultos, protuberancias o sarpullidos
  • Llagas que pueden ser dolorosas, causar picazón o ser indoloras
  • Picazón en la piel
  • Ardor al orinar
  • Dolor en la pelvis, el abdomen o el recto

Hay vacunas disponibles para prevenir la hepatitis A y B, que son dos tipos de ETS. También existe una vacuna para prevenir el VPH. Este es un virus que se puede contagiar de una persona a otra mediante el contacto sexual. Consulte con su proveedor de atención de salud si alguna de estas vacunas es adecuada para usted.

Puede padecer una ETS aunque no tenga síntomas. Si existe la posibilidad de que haya contraído la enfermedad, hágase un control. Vaya a una clínica o consulte a su médico. Si su pareja tiene una ETS, usted también deberá hacerse un análisis aunque se sienta bien.