Ir al contenido principal

Peso saludable para niños

Escrito por Aetna Por Aetna

¿Qué es la obesidad infantil?

La obesidad infantil es un problema grave. Puede causar muchos problemas que empeoran a medida que crece su hijo. Los niños con sobrepeso tienen un riesgo mayor de sufrir lo siguiente:

  • diabetes de tipo 2;
  • problemas en los huesos y las articulaciones;
  • niveles elevados de colesterol y presión sanguínea;
  • alteraciones del sueño.

La obesidad infantil no afecta solo la salud de su hijo: también afecta su comportamiento. Es posible que no quiera realizar alguna actividad por miedo a las burlas o porque no quiere ser el más lento del juego. Hacer alguna actividad al aire libre es una excelente manera de hacer nuevos amigos, descubrir nuevas pasiones y adquirir confianza. Tener un poco de peso de más puede hacer que su hijo no haga la prueba para jugar en el equipo que quiere o que evite salir a caminar con sus amigos.

Si cree que su hijo tiene sobrepeso, puede calcular su índice de masa corporal (IMC) para averiguarlo.

¿Qué puedo hacer si mi hijo es obeso?

Hay muchas maneras de controlar el peso de su hijo. Llevar a su hijo a su chequeo anual es un buen comienzo. El médico de cuidado primario (PCP) notará cualquier cambio en el crecimiento de su hijo. Puede sugerirle maneras de bajar de peso o controlarlo, como tener una dieta saludable y mantenerse activo.

¿Qué es una dieta saludable?

Una dieta saludable puede ayudar a su hijo a perder peso y a fortalecer los músculos y los huesos. Es importante saber cuántas calorías necesita su hijo y qué tipos de alimentos son los mejores para su edad. Siempre es bueno comer lo siguiente:

  • frutas y vegetales (5 porciones al día);
  • carnes magras, frutos secos y huevos;
  • pan y cereales integrales; 
  • alimentos asados, a la plancha o al vapor, en lugar de fritos;
  • muy poca comida rápida y comida chatarra.

Mantenerse activo

Su hijo debe hacer, por lo menos, una hora de ejercicio o actividad física por día. Esto ayuda a disminuir la grasa y reducir la obesidad. Es así de sencillo realizar actividad física una hora por día:

  • practicar un deporte;
  • jugar con amigos;
  • sacar a pasear al perro;
  • nadar;
  • andar en bicicleta;
  • saltar la cuerda;
  • practicar senderismo;
  • trotar.

¿Todavía no es miembro?

Consulte si la cobertura de Medicaid de Aetna Better Health® está disponible en su estado.