Ir al contenido principal

¿Valen la pena los chequeos para niños? Lo que debe saber acerca de las consultas médicas de niños sanos

Por Elena Mauer

Los padres a menudo se preguntan cuál es la mejor manera de mantener a los niños saludables. En vista de la pandemia de COVID-19, esta pregunta se vuelve más importante que nunca. Por eso, muchos médicos ahora ofrecen consultas virtuales y de telesalud, para que sus hijos aún puedan realizar sus visitas de bienestar y para que usted tenga la tranquilidad de que su hijo se sometió a un chequeo. Los chequeos periódicos ayudan a que los niños se mantengan fuertes y a que los padres estén informados y tomen buenas decisiones para sus hijos.

Las consultas médicas de “niños sanos” son importantes porque pueden prevenir enfermedades. Las vacunas ayudan al sistema inmunitario de los niños a combatir infecciones como el sarampión y la influenza. Eso significa menos días de licencia por enfermedad para usted también. Después de todo, un día de enfermedad para su hijo a menudo se convierte en dos para usted: uno cuando lo está cuidando y el otro cuando usted también se enferma.

Los niños crecen y cambian muy rápido. El pediatra verificará la altura y el peso de su hijo para asegurarse de que su crecimiento esté bien encaminado. Le hará preguntas sobre el desarrollo de su hijo, como cuántas palabras puede decir. Además, tomará nota de los hitos que ha alcanzado su hijo y, de ser necesario, recomendará ayuda adicional. Cada edad tiene necesidades diferentes, por lo que el médico le brindará nueva información en cada visita.

La consulta médica de niños sanos también es una oportunidad para hacer preguntas. Pregunte acerca del comportamiento, la rutina de sueño, los hábitos alimentarios, los desafíos de aprendizaje y todo lo que se le ocurra de su hijo. Hay tantas inquietudes rondando la mente de los padres, que obtener respuestas claras puede ser de gran ayuda.

Por último, conocerá mejor al médico de su hijo. De esa manera, su hijo se sentirá más cómodo yendo al consultorio cuando esté enfermo o lesionado. Y el médico podrá comparar los signos vitales de su hijo en ese momento y cuando se sentía bien.

Siga este cronograma de consultas médicas de niños sanos y vacunas para todas las edades y mantenga a su hijo en edad de crecimiento feliz y saludable.

Chequeos que los niños necesitan según su edad 

Con Aetna Better Health, las consultas médicas de niños sanos están totalmente cubiertas. 

 

Bebés (menores de 1 año)

Consulte al médico cuando el niño tenga:

  • entre 3 y 5 días 
  • 1 mes
  • a los 2 meses;
  • 4 meses  
  • a los 6 meses;
  • 9 meses 

Vacunas 

Se vacuna a los bebés para prevenir el sarampión, la tos ferina y otras infecciones graves. 

 

Seguridad 

El médico puede darle consejos útiles sobre cómo prevenir caídas, cómo proteger a su bebé en el automóvil y cómo mantenerlo seguro mientras duerme. 

 

Sueño y alimentación

Obtenga más información sobre la lactancia materna, la alimentación con fórmula y cómo lograr que su bebé se duerma más rápido.

 

Todo lo demás

¿Le preocupa la persistencia de la dermatitis del pañal? ¿No puede identificar por qué llora su bebé? El médico puede ofrecerle consejos personalizados para que tenga menos de qué preocuparse.

 

Niños pequeños y en edad preescolar (de 1 a 4 años)

 

Consulte al médico cuando el bebé tenga: 

 

  • a los 12 meses;
  • 15 meses 
  • a los 18 meses;
  • 24 meses (2 años)
  • 30 meses (2 ½ años)
  • 3 años
  • 4 años

 

Berrinches

Obtenga información apropiada para la edad del niño sobre cómo manejar los arrebatos y la desobediencia, y fomentar el buen comportamiento. 

 

Desarrollo

El médico le preguntará sobre el comportamiento, las habilidades de lenguaje y otros hitos de su hijo y le sugerirá obtener ayuda si es necesario.

 

¿Es selectivo con la comida?

Hable sobre los hábitos alimentarios de su hijo para asegurarse de que coma los alimentos adecuados para mantenerse saludable.

 

Niños en edad escolar (de 5 a 10 años)

Consulte a los médicos una vez al año.

 

Vacunas 

No solo previenen enfermedades, sino que se exigen para ir a la escuela.

 

Audición, vista y dientes 

Los niños también deben consultar a un oculista y a un dentista. Pero el pediatra detectará si hay algún problema entre esas visitas. 

 

Intervención temprana 

El médico buscará señales de advertencia de problemas de salud. A menudo, esto puede prevenir problemas graves más adelante.

 

Preadolescentes y adolescentes (de 11 años en adelante)

Consulte al médico una vez al año.

 

Enseñe a su hijo a ser independiente 

Los niños más grandes deben tener un tiempo para hablar sobre su salud con el médico de forma individual. Esto los ayuda a aprender a cuidar su cuerpo y su mente. 

 

Salud mental 

Los padres no siempre notan signos de depresión y ansiedad, por eso es importante que un médico haga un chequeo para detectar si hay algún problema. 

 

Temas difíciles 

Deje que los adolescentes hagan preguntas sobre drogas, sexo y sentimientos que los inquietan. Se puede confiar en el médico para que les brinde información al respecto. 

 

Consejos para aprovechar al máximo la visita de control de su hijo

 

Tenga un cronograma. 

A algunos padres les gusta llevar a sus hijos a los chequeos, aproximadamente, para la fecha de sus cumpleaños. Otros, programan las visitas para el comienzo del año escolar. Sin importar cuándo vaya, si tiene un cronograma fijo, será más fácil que lo recuerde. Concertar su próxima cita mientras está en el consultorio también puede ser útil. 

 

Haga una lista de preguntas. 

No olvide todo aquello que le genera dudas. Anótelo en una lista y compártala con el médico en su próxima visita. 

 

Lleve formas. 

Es posible que en la escuela, en la guardería, en el campamento y en los equipos deportivos se solicite que un médico complete o firme ciertos registros o formas. Tráigalos también. Se ahorrará un viaje más adelante. 

 

Vacunas 

Cuándo aplicarlas y qué pueden prevenir. 

 

HepB: recién nacidos, antes de los 2 meses y entre los 6 y los 18 meses 

La hepatitis B es un virus que puede causar vómitos, ictericia y fiebre. Además, puede provocar problemas de salud a largo plazo. 

 

RV: 2 meses, 4 meses y 6 meses 

El rotavirus puede causar fiebre, vómitos y deshidratación. 

 

DTap: 2 meses, 4 meses, 6 meses, entre 15 y 18 meses, entre 4 y 6 años, y entre 11 y 12 años 

La vacuna DTap protege contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (pertussis). 

 

Hib: 2 meses, 4 meses, 6 meses y entre 12 y 15 meses 

La vacuna Hib protege contra la Haemophilus influenzae tipo b, que puede provocar meningitis o neumonía. 

 

PCV13: 2 meses, 4 meses, 6 meses y entre 12 y 15 meses 

Esta vacuna protege contra el neumococo, que puede causar neumonía y complicaciones graves. 

 

IPV: 2 meses, 4 meses, entre 6 y 18 meses, y entre 4 y 6 años 

La IPV protege contra la polio, un virus que puede causar parálisis. 

 

Influenza: una vez al año 

Esta es la vacuna contra la gripe. 

 

MMR: entre 12 y 15 meses y entre 4 y 6 años 

La MMR protege contra los virus del sarampión, las paperas y la rubéola. 

 

Varicela: entre 12 y 15 meses y entre 4 y 6 años 

La vacuna contra la varicela protege contra el virus de la varicela. 

 

HepA: entre 12 y 23 meses

La hepatitis A puede causar fiebre, dolor de estómago, fatiga, vómitos e ictericia. También puede causar complicaciones hepáticas graves. 

 

VPH: entre 11 y 12 años 

El virus del papiloma humano (VPH) puede causar cáncer vaginal, vulvar, de cuello uterino y de pene, así como verrugas genitales. 

 

MenACWY: entre 11 y 12 años y entre 15 y 16 años 

Esta vacuna protege contra la enfermedad meningocócica, que puede causar meningitis o infecciones en la sangre. 

 

Los niños que están atrasados con sus vacunas pueden ponerse al día. Hable con su médico para obtener más información. Las recomendaciones pueden variar para niños con ciertas condiciones de salud y de vida.  

Sobre la autora

Elena Donovan Mauer es escritora y editora especializada en temas de salud, crianza, estilo de vida y bienestar. Su trabajo ha aparecido en Parents, Parenting, The Bump, CafeMom, Real Simple y otras publicaciones. Vive en Hudson Valley, Nueva York, con su esposo y sus dos hijos.

097-20-17

¿Todavía no es miembro?

Vea si la cobertura de Aetna Better Health® Medicaid está disponible en su estado.

 

Planes de búsqueda

 

¿Ya es miembro?

Visite el portal del afiliado para obtener información sobre su plan.

 

Iniciar sesión ahora